Mercedes-Benz 300 CE 6.0 32V AMG

IMG_6048

En el año 1988 salió a la venta “The Hammer”, apodo por el que sería conocido el Mercedes-Benz 300 CE 6.0 32V AMG. Tan solo 12 unidades salieron de los talleres de AMG en Affalterbach, quizás en parte debido a su exorbitante precio, que en Alemania era de 335.550 marcos alemanes. Eso eran 100.000 marcos mas que un Ferrari Testarossa o un Porsche 911 turbo.
Tomando como base el Mercedes 300 CE (C124), se le instaló el motor V8 atmosférico M117 del Mercedes 560 SE, al que se le aumentó el diámetro de los cilindros de 96,5 mm hasta los 100 mm y así alcanzar una cilindrada de 5.953 cc. La culata original de 2 válvulas por cilindro dejó paso a una nueva de diseño AMG y cuatro válvulas por cilindro, así como también bielas especiales. La inyección Bosch KE-Jetronic de serie fue reemplazada por una Bosch Motronic 1.2. Con todos estos cambios la potencia alcanza los 385 cv a 5500 rpm y el par motor los 566 Nm a 4000 rpm.

IMG_6057

La potencia se transmite a las ruedas traseras a través de una caja de cambios automática de convertidor de par y cuatro velocidades, también cuenta con un diferencial autoblocante.
Los frenos son de disco en las cuatro ruedas, los delanteros ventilados y dispone de ABS.
La suspensión es independiente en ambos trenes y fue desarrollada en colaboración con Bilstein. Es posible regular electrónicamente tanto la altura de la carrocería como la dureza de los amortiguadores de gas, que disponen de tres niveles de dureza. Automáticamente a partir de 140 Km/h la carrocería desciende a su nivel mas bajo y a partir de 170 Km/h los amortiguadores pasan a su nivel mas duro.
El kit de carrocería AMG, con unas aletas ensanchadas para dar cabida a las nuevas llantas con neumáticos mas anchos en la medida 235/45 ZR 17 delante y 265/40 ZR 17 detrás, así como también nuevas defensas delantera y trasera, spoilers laterales y un pequeño alerón sobre la tapa del maletero le dan un aspecto muy musculoso.

IMG_6045

En el interior, el AMG se distingue del 300 CE de serie por unos asientos Recaro tapizados en piel con regulación eléctrica, inserciones en madera, un volante más pequeño y deportivo así como un velocímetro tarado hasta los 340 Km/h. El peso total del conjunto asciende hasta los 1683 kg en vacío.
Las prestaciones eran magnificas para la época, con una aceleración de 0-100 Km/h en 6,0 segundos, hasta los 200 Km/h en 20,4 segundos y una velocidad máxima de 288 Km/h. El consumo de combustible, con una media de 18 litros en conducción normal y que supera fácilmente los 20 a poco que se pise el acelerador hacen que el deposito de 70 litros se vacíe en menos de 300 kilómetros.

IMG_6050

A pesar de su escaso éxito comercial “The Hammer” es uno de los coches que contribuyó a forjar la leyenda de AMG, a día de hoy es objeto de deseo casi inalcanzable para los coleccionistas debido al escaso número de unidades fabricadas.
Las fotografías fueron tomadas en la exposición especial que se celebró en el museo Mercedes en Stuttgart con motivo de la celebración del 50 aniversario de AMG.

IMG_6046

Artículo y fotografías por Jose González .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close